Municipales

La Municipalidad compactará vehículos y destinará los fondos a fines benéficos

IMPLEMENTACIÓN POR PRIMERA VEZ EN CORRIENTES

El programa nacional, de costo cero para el municipio, no solo traerá beneficios en materia ambiental, sino también económicos, que irán a entidades sin fines de lucro.

La Municipalidad de la Ciudad de Corrientes compactará próximamente una gran cantidad de automóviles y motos que se encuentran desde hace varios años en los depósitos. El material final será vendido, cuyos fondos se destinarán a fines benéficos, a partir de una decisión del intendente Eduardo Tassano.
La implementación se producirá a través del Programa Nacional de Descontaminación, Compactación y Disposición final de vehículos (Pronacom), al cual se adhirió la Municipalidad en el marco de una reunión mantenida este jueves en el salón Pocho Roch. El programa, implementado por el Ministerio de Seguridad de la Nación y que tendrá un costo cero para las arcas comunales, fue presentado este jueves en el salón Pocho Roch, en una reunión de la que participaron los secretarios de Coordinación de Gobierno, Hugo Calvano; de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Julio Bartra; y el titular del Servicio Jurídico Legal Permanente, Walter González Acevedo.
También formaron parte del encuentro la coordinadora del Pronacom, Valeria Caricatti; el responsable del Registro Nacional de Vehículos Secuestrados, Damián Raboso; las subsecretarias municipales de Tránsito, Elizabeth Tumilasci y de Contralor Ambiental, Mónica Miranda; funcionarios nacionales, representantes de la Policía de Corrientes, Policía Federal, Gendarmería Nacional y Tribunal de Faltas, entre otras dependencias comunales.
“Fue un compromiso del intendente realizar una compactación que significará transparencia para la ciudad. También se sumó personal de la Provincia a la charla y capacitación que nos brinda el Pronacom a través de coordinadores y directores”, valoró la subsecretaria de Tránsito municipal en el marco del encuentro.

COSTO CERO
Por su parte, la coordinadora del Pronacom recalcó que el sistema “tiene costo cero, tanto para el Gobierno nacional como para los gobiernos locales”.
“La chatarra es compactada y el producto de eso, o sea, el dinero que paga la empresa que realiza la compactación, se entregará a una entidad de bien público designada por el municipio, por lo que este programa tiene una clara finalidad social”, expuso Caricatti.
Por su parte, la subsecretaria de Tránsito municipal también ponderó, entre otros aspectos, la gratuidad de este tipo de acciones, como así también su utilidad concreta en materia del cuidado del ambiente. “Esto tiene costo cero y es absolutamente una ganancia desde lo ambiental. En el municipio tenemos muchísimos vehículos y motos para compactar que han quedado en depósito durante años”, sostuvo.
A su vez, Tumilasci valoró el hecho de que lo recaudado con la venta del material compactado será destinado a fines benéficos, a partir de una decisión de Tassano. “El dinero que se obtendrá de todo el material que se compacte el intendente podrá destinarlo a una fundación, con lo cual es doble ganancia”, consideró.

POR LA SEGURIDAD AMBIENTAL
“Ponemos a disposición todos los recursos del Pronacom para su implementación, tanto en el municipio como en toda la provincia de Corrientes”, expresó Caricatti.
La funcionaria nacional explicó que el programa se implementa a través de la ley nacional 26348, siguiendo instrucciones directas del Ministerio de Seguridad de la Nación, en el contexto de un plan de colaboración para acompañar e impulsar la seguridad ambiental de los municipios.
“Aportamos conocimientos técnicos, legales y de logística para colaborar con los gobiernos locales en la destrucción de vehículos que están secuestrados desde hace varios años en depósitos, lo que causa un alto grado de contaminación ambiental”, manifestó.

PRONACOM
El Pronacom es un programa que surgió en respuesta a la problemática social y ambiental, generado por el incremento constante del parque automotor en el país y la consecuente acumulación de vehículos abandonados y/o secuestrados por infracciones, o bien por las fuerzas provinciales y federales en distintos puntos del país.
El programa, que se lleva adelante en el marco de la ley 26348, cuenta con la ventaja de que no tiene costo alguno, ya que los recursos y maquinarias están a cargo del Ministerio de Seguridad de la Nación.
Además, se ejecuta con fines benéficos, ya que la institución que dispone la compactación de los vehículos podrá ceder el dinero obtenido por la venta de la chatarra -a fines de su comercialización- a una o más entidades sin fines de lucro.