@ctesnot 11 julio, 2018

ITATÍ

El fugitivo fue arrestado por la Policía Federal en Itatí; se lo buscaba desde 2014 por el crimen que conmovió al departamento paraguayo de Ñeembucú.

El hecho sacudió la habitual tranquilidad de la ciudad de Pilar, capital de Ñeembucú, República del Paraguay. En 2014, un hombre había asesinado a su esposa luego de apuñalarla en 11 oportunidades y se había dado a la fuga. Fruto de la cooperación internacional que promueve el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, el prófugo fue detenido en Itatí, provincia de Corrientes.

“Este crimen tan aberrante no podía quedar impune. La investigación criminal y la articulación policial en el ámbito de Interpol nos permitieron conocer el paradero del prófugo. Hoy está donde debe estar: a disposición de la Justicia”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Se trata de Marcos González Velazco, un ciudadano paraguayo de 53 años. Se lo acusa del asesinato de su pareja, Graciela Carolina Martínez, en agosto de 2014. La víctima, una docente de 37 años, fue hallada muerta en su vivienda del Barrio Obrero, Pilar. Los estudios arrojaron que había sido apuñalada en 11 ocasiones, en tanto que se emitió una orden de captura para su esposo y principal sospechoso.

La Delegación Corrientes de la Policía Federal –institución que comanda Néstor Roncaglia- fue notificada por funcionarios de Interpol acerca de la posibilidad de que el fugitivo estuviera ocultándose en la provincia. Desde entonces, los uniformados llevaron a cabo distintas tareas de inteligencia que dieron cuenta de su paradero en la ciudad de Itatí.

La detención se concretó sobre la calle Los Benedictos al 1300, a instancias del Juzgado Federal N° 2 de Primera Instancia de Juan Carlos Vallejos, que intervino en la causa a través de la Secretaría Penal de Federico Alonzo.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com